Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

martes

El tiempo pasa, nos vamos poniendo pélvicos

No iba a escribir nada melancólico sobre el comiezo de otro año, pero el tiempo pasa y nos vamos poniendo pélvicos. 

Llegué a una altura del autoconocimiento (no digamos del camino, porque siempre puede aparecer un atajo, una encrucijada o una curva inesperada que te aleja de tu centro) en que sé que hacer resoluciones de año nuevo es casi tan inútil como intentar echarse un amorío de verano en pleno invierno. Lo único que sí me animo a hacer es una breve pero contundente lista con algunas actitudes básicas a sostener durante este "nuevo" período socialmente llamado "año". Y luego, intentar mantenerlas. Hasta viene bien colgarla en el blog como si fuera la lista de las compras en la puerta de la heladera, para poder releerlo durante el año cuando la paciencia se acaba y las esperanzas pasan, sin previo aviso, de un  verde loro a un verde musgo. 
La COHERENCIA me parece uno de los atributos más difíciles de alcanzar en un personaje... o persona, esa capacidad de lograr que los pensamientos y las acciones, las teorías y las prácticas, coincidan. Esa suerte de rompecabezas mental, moral y cultural que intentamos armar a lo largo de nuestras vidas, para constituirnos como un ser entero o, por lo menos, para llegar a ver nuestro panorama personal más o menos completo. Además, cada vez que me pongo a reflexionar sobre esto mi pensamiento deriva en que si le cambiara una letra a esa palabra se convertiría en COJERENCIA; entonces ya veo la palabra COJER, escrita con J, como me gusta, y ya me pongo a pensar en sexo, como de costumbre, y todo intento filosófico se me va... a la pelvis (eso de al cuerno no me gusta, ¿será que quien creó esa frase nos estimaba a tod@s atad@s a la misma idea de fidelidad y en consecuencia, "cornudos por default"?). 
Bueno, bueno... suspendo mi divague consuetudinario y les comparto esas no resoluciones de principio de año... (algo dentro de ella le canta un fragmento de aquella canción escuchada sin ser comprendida durante la infancia... todo tiene un final, todo termina. Se confiesa a sí misma que aún sigue sin entender o al menos, sin compartir ese sentimiento de insight profundo que parecía aquejar a cualquiera que estuviese cerca, escuchando). 

Dedicarle tanta pasión a los fines como a los principios. 

A menos que la situación lo amerite, programarme para trabajar día a día en modo ahorro de energía. (No toda la energía personal es regenerable).

Evitar que mi carácter se enrede entre mis piernas y se interponga en mi camino. 

Disfrutar cada momento no como si fuera el último o el primero, sino como es. 

Abrigarme bien con el cariño de los que me quieren de verdad, para que se derrita la envidia y el no cariño de los que me quieren de mentira. 

Seguir compartiendo lo que tengo para dar mientras exista alguien dispuesto a recibirlo, que no es ni poco ni mucho, es lo que hay.

Alejarme raudamente de las malas ondas ajenas y exorcizar las propias antes de que crezcan y tomen forma. (Una nunca sabe en qué se pueden convertir se se dejan crecer, o mejor, en qué se puede convertir una). 

Bajarme respetuosa pero firmemente cada vez que me suban de prepo al caballo suicida de la fama tuitera. 


Si hay malcogimiento, que no se note. Y si se nota el ajeno, no ponerlo en evidencia. 

Darle a mis letras la misma libertad que le doy a mis piernas. 

Seguir creciendo con toda la gracia que me sea posible encontrar, donde sea que la encuentre.

Dejar de darle importancia a los que vienen a colgarse de mi pelvis, y darle más importancia a quienes eligen caminar junto a ella.

Sentirme todo lo protegida que me puedo llegar a sentir y ni un poquito más en la red de seguridad que son el sarcasmo y el sentido del humor ante la incertidumbre de la realidad.

Vivir para cojer y no cojer para vivir. 

Pero, esperen... ¿esos no son los mismos de cada año? MMm... tal vez... y cada año que pasa vamos completando unos en alguna medida, sistematizando otros, volviendo a empezar otros, capaz que agregando alguno nuevo, como si fueran una lista de descarga  que intenta completarse contando con una conexión vieja. 

Aprovecho para agradecerles a tod@s el cariño, la participación en los delirios, el compartirme los propios, la confianza en este TL, el destierro de los estereotipos sobre género, edad, nacionalidad, imagen que viene con la aceptación de mi anonimato, porque solo nos importa lo que se comparte y se disfruta... nuestro mutuo humano y tuiteril devenir. 

Y ustedes, mis pélvicos, ¿cómo es su lista de no resoluciones para 2012? 

Safe Creative #1402050040200