Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

miércoles

Esto no es una despedida pero es un hasta luego

Siempre lo dije. Pueden acusarme de muchas cosas, pero de mentirosa, nunca. Ha llegado el momento de cerrar las piernas. Todo lo que entra tiene que salir, pene que sube tiene que bajar, clímax que se alcanza se tiene que abandonar. No sé durante cuánto tiempo, como siempre, lo que me dicte el calzón además del corazón.

"¿Has considerado el que alguna vez Twitter no te llegue como lo ha hecho hasta ahora? ¿Que llegue el momento en el que no tengas más qué decir debido a la limitación que has puesto en tu contenido? Y basándonos en eso y la pregunta que te hicieron anteriormente sobre si has conocido gente de Twitter personalmente, ¿no consideras que haya unos cuantos en tu LT a los que te gustaría llevarte a la 1.0 llegado ese momento?


La respuesta es sí. De hecho, Twitter está cambiando, sus políticas cambian, los usuarios cambian y los códigos tuiteros están en transición. No puedo asegurar que éste siga siendo para siempre el medio que elegiré para continuar compartiendo mis mensajes. Tampoco sé por cuánto tiempo serán significativos para mí y para otros. Existen unos pares de cientos de usuarios a quienes les tomé más cariño que al resto, o con quienes interactúo más regularmente. De todas formas sigo firme en mi anonimato y en no mezclar @pelvica con su autora. O en hacerlo lo mínimo indispensable. Estimo, entonces, que seguiría escribiendo en el blog o tal vez en una página propia, tal vez algún libro o minilibro de difusión gratuita, y si hiciera falta, abandonaría o ajustaría también mi uso de esta red social."
De Querida pélvica, el espacio de preguntas y respuestas.

Sin embargo, por respeto y cariño a los que comparten mis delirios, los que me vienen aguantando tanta humorada, tanto juego de estereotipos, tanto strip-tease de alma, hice un pequeño resumen de razones o comentarios razonables que tienen que ver con mis vacaciones tuiteras en este momento en particular.

El personaje
No sé si estoy aquí para quedarme, pero mientras esté, disfrúteme.

Me siento un poco aburrida.

Me siento bastante copiada y pegada o rejuntada.

Me siento un poco vieja.

Me siento un poco oxidada.

Me siento un poco restringida en 140 caracteres.

Me siento aún algo incomprendida.

La autora
Un personaje de ficción que hace las veces de labios a otro personaje no tan ficticio.


Necesito tiempo para:

aprender un tercer idioma,
estudiar una segunda carrera,
aprender a tocar mi primer instrumento (sin eufemismo para genitales),
explorar nuevos placeres y otros horizontes de cama,
cambiar el aspecto de algunos de mis aspectos,
intentar aquello de la monogamia después de la poligamia,
explayarme,
tener pensamientos más íntimos y menos sociales.

Twitter
No estuve aquí desde el comienzo de Twitter y probablemente no me quede hasta el final.

Ya no es lo que era.
Tal vez a los acostumbrados a conformarse, a sentir esto aunque sea en la cama, no les dolerá como a mí.

La incidencia de los medios tradicionales, el abuso de celebridades, publicidades y la presencia de partidos políticos, extrapolando sus propias técnicas, intereses y códigos al medio nuevo se vuelve insoportable por momentos.

Las olas y olas de nuevos usuarios que no tienen idea de lo que construímos lo que estamos desde hace un tiempo y hasta, a veces, parece que quisieran destruirlo porque es distinto a otras redes sociales y a otros medios que conocen.

La publicación no deseada constante en otras redes sociales. Y además de no deseada, mal atribuída.

Si bien sigue siendo una forma de difundir gratuitamente, el respeto por la propiedad intelectual está completamente perdido (y es que un tiempo pareció que lo hubo). Y para quienes tienen algo de artístico o creativo en su LT esto puede convertirse en un problema. (Ni quiero imaginarme cómo será para los artistas reconocidos, los que comparten su literatura, imágenes, fotos, ideas, etc).
Pareciera que la idea es hacer plata o ganar fama publicando lo que hizo o pensó otro, en vez de no tener que pagar para leer a otros ni para compartir lo que ellos hicieron.

Está dejando de importar el contenido y están importando más los números.

Está dejando de importar lo escrito y están importando más los avatars.

Se perdió casi completamente el buen escribir, y no me refiero solamente a la buena ortografía con una cantidad humanamente comprensible de faltas.

En el pasado, en Twitter veías frases de películas. Ahora, en las películas, ves frases de Twitter. Incluso, las tuyas.

Tanto a Twitter como a mí nos queda mucho camino por andar. Habrá que ver si seguimos juntos después de esta encrucijada o seguimos caminos distintos.

O tal vez es @pelvica la que nació, creció, multiplicó su mensaje y le llegó su hora. No lo sé.

La cuenta permanecerá abierta. Lo que se cierra, son las piernas.

Thanks for the ride, everyone!