Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

Sexo seguro

Más allá de la evidente necesidad de utilizar condón como forma de prevención de ETS y HIV que no es algo para tomar a la ligera, me permito jugar un poco con otros significados y connotaciones de seguridad sexual.

A seguro se lo llevaron preso por exhibicionismo.

Nunca estás seguro de si vas a lograr tener sexo o no.

Si la seguridad es una sensación, la calentura es una sensación térmica.

Cuanto más seguro estás de tu compañer@, menos medidas de seguridad tomas.

Para algunas religiones el único sexo seguro es el que no se tiene.

Puedes usar forro o ser un forro. O ambos.

Incluso tomando todas las medidas de precaución que nos ofrece el mercado, todavía no hay una tecnología (preventiva/anticonceptiva) al servicio de la sexualidad que garantice el 100% de efectividad.

Incluso tomando todas las medidas de precaución que nos ofrece el sentido común, existe un mínimo riesgo, ya sea de contagio, de embarazo o de enamoramiento.

Esa falta de certezas, puede producir miedos, angustia y continuar afirmando los aspectos negativos del sexo de los que se valen los moralistas para seguir insistiendo en que coger es algo malo.

Precisamente lo que más nos atrae de la actividad sexual, lo que más adrenalina nos da, es que nunca sabemos del todo lo que puede pasar, ni con el otro, ni con nosotros mismos. Ese elemento de sorpresa se convierte en una válvula de escape de la rutina diaria.

Sexo, seguro. Pero Sexo ¿seguro?