Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

martes

Excusas, excusas

Una cosa que siempre me ha impresionado de la sociedad es la necesidad de excusas para y no de razones para. Y hasta las razones, a veces, sobran.

@Pelvica: "Para quien necesita excusas para coger, qué mejor excusa que un Domingo lluvioso. Para quienes no, qué mejor oportunidad."

Y @LuisGomezB comentó: "¿Y es que se pueden necesitar excusas para coger? ¿Alguien las necesita?"

Nunca necesité más excusas o razones que el placer para tener sexo. Pero hay otras personas que perciben distinto y prefieren hacerlo en ocasiones especiales, como aniversarios o feriados, se sienten especialmente excitados los días de lluvia o las noches estrelladas, cambian sus rutinas sexuales si están de vacaciones o en su jornada laboral o utilizan el sexo como medio para conseguir otras cosas, afecto, pertenencia, autoestima. A cada quien lo suyo. No hace falta que todos tengamos razón, alcanza y sobra con que todos tengamos sexo.
También hay excusas menos personales y más sociales para hacerlo, como que el hombre tiene la necesidad vital de coger y la mujer no, como que hay edades de "merecer" sexo o para dejar de tenerlo completamente.

@Pelvica: "La humanidad las ha necesitado siempre. Por ejemplo, el matrimonio."

 @LuisGomezB: "Quizás la peor de las excusas".

Pero llegué a la conclusión de que la peor de las excusas para tener sexo es y será la reproducción y la necesidad de continuidad de la especie.
Ésta es la que ha contribuido a poner a la mujer en el lugar de útero despersonalizado durante generaciones y que ha renegado de las sexualidades alternativas.

Si bien el tema de las excusas ya lo habíamos tocado en  Excusas para no devolver un oral , la conversación otra vez nos fue llevando, de las excusas para tenerlo a las excusas para no tenerlo. Cuando algo se vuelve obligatorio, comenzamos consciente o inconscientemente a cuestionarlo. O a evitar cumplirlo.

Algunas de las excusas más comunes para evitarlo compartidas fueron:

@jasby03: "Estoy cansad@, me duele la cabeza, no me encuentro bien."

@marieangellique "Es que no me he depilado."

_ValeSoto_: “No puedo tener sexo, tengo gonorrea.˝

@jjuarezm70: la clásica (unisex) "ahorita no estoy muy cansado."

@_MarcelaBernal_ "Trabajé todo el día, ¿crees que no me canso? y "Estoy ovulando."

@basilio_3: Una clásica masculina "Hoy trabajaré hasta tarde y mañana muy temprano tendré junta con dirección. Lo siento amor te compensaré con un regalo."

@poseidon_rules: "La más común de las mujeres: me duele la cabeza."

@tantra_rules: Otra masculina "Mañana tengo que jugar un partido y necesito estar con energía."

@helmanalberto: "Otra clásica femenina: Es que tengo el período."

@ABSURDA: "Hoy no puedo. He decidido practicar la abstención para concentrar mi energía vital en ser una con el universo."

@tortillaybollo: "Subí de peso...no puedo."

@eroticafiel: "Yo quiero, pero los vecinos pueden escuchar..." o "tengo la citologia la próxima semana, la ginecólogo puede notarlo."

 @AguirreMariO: "¡Por supuesto que tengo ganas! Ve a acostarte, yo iré dentro de poco. Nunca fue."

También el hecho de que muchos hombres manifestaron excusas que habían recibido de mujeres, y muchas mujeres, de hombres, expresando una queja de falta de comunicación sexual entre los géneros tradicionales.
Otras estuvieron relacionadas con el ambiente propicio o no, temas de salud en general, sobrecarga de ocupaciones laborales, cuestiones estéticas y hasta de decisión espiritual. 

Me intriga la diferencia entre las excusas o razones que se dan y las que se tienen internamente. Con la presión de que al decir que NO el otro pueda reaccionar distinto a como lo esperamos, ya sea desde responder forma violenta verbal o hasta físicamente a elegir otr@ compañer@ sexual, muchas veces no decimos lo que realmente nos aleja de la cama o de las piernas del otro.

"Sin embargo creo que la excusa más fail siempre será que ya no sientas deseo de estar con ese alguien." dijo @eroticafiel

Y creo que con esto dio en el blanco de todo este asunto: sea cual sea la excusa que demos o recibamos, lo que se esconde detrás es la falta de deseo: temporal o permanente, general o específica, motivada por el otro o por uno mismo.

No despertar deseo nos genera miedo, no de no poder volver a tener sexo, sino de haber dejado de ser queribles. No sentir deseo nos genera miedo, no de no poder volver a tener sexo, sino de haber perdido la sensibilidad, las ganas.

Pero les tengo otra noticia: tampoco podemos desear o ser deseados todo el tiempo. Es perfectamente común, por no decir normal, que haya momentos en que nos desconectamos un poco de nosotros mismos y/o del otro. Incluso sin considerar las situaciones estresantes a las que nos somete la vida cotidiana.

Tal vez la clave sea quitarle presión a la situación de falta de deseo, empezar a acostumbrarnos a decir y a recibir un NO como respuesta de vez en cuando, a comunicarnos con el otro cuando ese de vez en cuando se hace más frecuente o más prolongado y a utilizar la espera como previa sexual a distancia.