Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

martes

Malos consejos de cama

Consejos van, consejos vienen. Pero a las consecuencias, nadie se atiene. #poetuit

Ya tocamos el tema de la dificultad de dar buenos consejos, de la necesidad de una verdadera noción de igualdad entre receptor y emisor, de la imposibilidad de ponerse totalmente en los zapatos del otro, de la falacia de la transferencia de experiencia pero la certeza de poder compartirlas con quien desea conocerlas, de dar por sentado el cariño muchas veces inexistente; en general, de placeres aconsejables .

Pero no habíamos tocado el tema de la facilidad para dar malos consejos. Que para mí viene también de la mano con la facilidad que hemos adquirido (social, cultural y simbólicamente) para recibirlos. Y no me gusta dejar sin tocar aquello que pide a gritos ser tocado.

Los malos consejos abundan. Aún más que los malos consejeros.
Muchos quedan dando vueltas en el imaginario social, a la deriva de los sentidos comunes, un falo por siempre erecto en la histeria colectiva aún mucho después de que quien los dio o los recibió fueran olvidados. Se convierten en recomendaciones de "libro de texto", aunque muchas veces olvidamos que no somos personajes de cuento.

¿A quién alguna vez no le dijeron que hiciera algo que resultó peor que su idea original? ¿A quién le duró más la consecuencia del mal consejo que el consejero? ¿Quién alguna vez probó algo que puede desaconsejar de una vez y para siempre, en más de un contexto y para más de una persona? ¿Quién es realmente capaz de transmitir su mala experiencia para que otro no tenga que volver a repetirla?

He aquí una lista de los peores consejos sexuales recibidos que pudimos recolectar hoy en la LT:
  • Usar doble condón para mejorar la anticoncepción de barrera. 
Pareciera ser algo de 1 + 1= 2. Si un condón te protege, dos te protegerán aún más. Lamentablemente, dos tienden a romperse más fácilmente, pueden apretar demasiado el pene, el segundo puede salirse y quedar dentro de algún orificio y además se pierde la sensibilidad casi por completo. 
  • Tener una pareja estable para tener garantizado el sexo.
Si bien se dice que quien consigue a su media naranja (monogámica) ya no tiene que preocuparse por saber de donde va a venir su próximo orgasmo, tampoco podemos dar por sentado que quien logra estar de a dos obtiene la frecuencia sexual que quiere. Una pareja tampoco es un esclavo sexual disponible 24/7.
  • Usar vaselina como lubricante. 
Si bien es mejor que otras ideas ante la sorpresa del acto o la falta de recursos como aceite de cocina, jabón líquido o champú, hay que tener en cuenta que ante la fricción genera calor, con lo cual se puede obtener la al principio placentera, luego incómoda y hasta insoportable sensación final de que te quemas de adentro hacia afuera. Y cada quien saber cuál es su agujero más sensible. 
  • El sexo oral no transmite ETS.
Luego de chupa que yo te aviso, uno de los "consejos" más malintencionados de la historia de la sexualidad. A much@s les gusta recibir y dar sexo oral sin protección, pero hay otros recaudos que tomar (por ejemplo, solicitar los análisis pertinentes) antes de poder hacerlo responsablemente porque sí transmite ETS y HIV como cualquier otra práctica. Además, nadie tendría por qué manipularte con información falsa si deseas usar protección.
  • La primera vez no puedes embarazarte.
Quien dice esto, igual que en el caso anterior, o está intentando tener sexo sin protección contigo aprovechándose de tu "falta" de experiencia sexual, o habiendo quedado embarazada la primera vez sexual social en general o con alguien intenta que te ocurra ti también para no sentirse tan mal por no haberse cuidado. Ojo. Parece mezquino de mi parte pensar que hay personas tan mezquinas como para poder desearle su propia mala experiencia sexual a otro, pero sé que las hay. Por experiencia. Las primeras veces (cualquiera de ellas), a cuidarse igual que si fuera la última.
  • Hacer el primer trío con amigos te asegura una experiencia cómoda.
Es divertido, decían. Nadie saldrá lastimado, decían. Pero muchas veces la amistad que debería generar más confianza a la hora de traspasar los límites de la cama, a veces se torna en competencia, presión o expectativa incumplible. Otra el simple hecho de conocer tanto al otro te hace sentirl@ tu herman@ y terminar forzando una sensación sexual donde puede no haberla (y no es que entre algun@s herman@s no haya sensaciones sexuales pero eso es otro tema). Hay distintos tipos de amistades, algunas están preparadas para pasar por la cama y otras, pueden romperse justo después de hacerlo. Jamás diría que no hay que hacerlo con amigos, sobre todo porque estaría negando mi propia experiencia, pero tampoco se puede dar por sentado que hacerlo con amigos quitará al sexo las complicaciones típicas del sexo (además de agregar las típicas de la amistad).
  • Es totalmente normal que duela. Te va a doler mucho y muchas veces, pero al final te acostumbras. 
Otro típico chantaje sexual disfrazado de consejo. Muy común entre géneros, a veces incluso entre generaciones. Si bien prefiero no dar consejos (ni buenos ni malos, que uno nunca termina de enterarse cuál es cuál), en mi caso no acepto dolor forzado en una relación sexual siempre que puedo manejar la situación, sólo consensuado y previamente discutido, y esto significa que ambas partes tienen que estar de acuerdo en que "tiene que doler". 
  • Tener sexo anal para evitar embarazos.
Ésta y la abstinencia, pasando por la píldora que como una Santa Rita te da anticoncepción pero el deseo te quita, son algunos de los peores consejos más habituales. La práctica sexual y el anticonceptivo deben empezar a verse como cosas distintas, porque lo son. Aunque esto no ocurrirá hasta que dejemos de ser presionados con una finalidad reproductiva para la actividad sexual.
La elección de métodos anticonceptivos es particular, puedes escuchar otras experiencias, pero cada cuerpo, caso, necesidad, historia, prácticas de cama y proyecto de vida son distintos. Lo recomendable para una persona, puede ser pésimo para otra. De ahí la bendición que representa encontrar profesionales (ginecólogos, psicólogos, etc.) que sean capaces de acompañar tu sexualidad en vez de presionarte para que la ajustes a la norma. Y la maldición que representa su falta.
  • Con la luz apagada no te expones tanto.
En una relación sexual, tanto sea con la luz apagada como con la luz prendida, nos exponemos. No solamente a riesgos como ETS, embarazos no deseados, etc., también exponemos lo que somos, en ese momento, lo que somos en relación a esa o esas otra/s personas, transportamos nuestro ser utilizando como vehículo nuestro placer. La luz, entonces, además de ser una elección personal, como la ropa interior, es lo de menos.
  • Comer arroz para "secar el vientre" para el sexo anal. Beber agua helada para "que el útero rechace el esperma". Lavajes con vinagre, orines o tal o cual sustancia después del encuentro sexual. 
Cada quien sabe los riesgos que está dispuesto a asumir como costo de tal o cual experiencia sexual. En otras épocas en que la información y la anticoncepción no eran de acceso general, lo entiendo. Pero cuando escucho estas cosas hoy no puedo evitar pensar, ¿éramos tan pobres que no había para lubricante o para condones? ¿Lo seguimos siendo? ¿De bolsillo o de...? Por otro lado, siguiendo mi premisa de no dar o recibir consejos, si estas prácticas están bien para alguien, adelante. Lo que no podemos esperar es estar de acuerdo todos con ellas, o que a todos nos funcionen igual. *Se va a hervir el arroz*.
  • El más general, pero quizá, el peor de todos los malos consejos que compartimos hoy. "Ni lo intentes".
Cuando preguntas a alguien que ha hecho algo que tú no, esperando minimizar los riesgos a través del aprendizaje por experiencia ajena, y te responde esto, literalmente, te mata las ganas. Me hace pensar en esa frase "no intenten esto en sus casas, niños" que algunos programas de TV emitían para evitar responsabilidades ante la posible copia de ciertas prácticas por parte del espectador. "No intenten esto en sus camas" sería el equivalente sexual.
A veces por celos o egoísmo de creer que hay cosas que hacemos que nadie más hace, o por la falta de cariño hacia el otro, metemos la pata hasta el fondo en vez de irnos a nuestra cama a meter otra cosa.

Gracias sexosas por la colaboración, la buena onda y la espera compartida por DM o LT a @dechiquitamecai @Irenekarenina @veciGM @AguirremariO @Annapadolini Cariños.

Si tienen más, déjenlos en comentarios. Si se juntan varios interesantes, hacemos la segunda parte. Aunque desearía que hubiera menos malos consejos dando vueltas y también que hubiéramos estado menos permeables a tomarlos en cuenta en algún momento de nuestras vidas. Tal vez lo logremos de ahora en más. VIVE Y DEJA VIVIR. COGE Y DEJA COGER. COMPARTE Y ESCUCHA, NO ACONSEJES.