Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

Incapacidad para hacer la cola

Nada más común en nuestra sociedad que la imposición de esperar y la necesidad de hacerlo ordenadamente. Para tomar un colectivo, para cruzar la calle, para pagar productos y servicios, para ingresar a un local o para salir de un local, para comer, para adelgazar, en hora pico, hasta para tener sexo en el hotel de paso preferido.

Nada habla más de la civilización o su pérdida como el uso del cuerpo y la forma de ocupar el espacio físico. No es lo mismo esperar sentado que esperar parado, pero aunque para otras épocas hacerlo de pie era una obligación, hoy queremos indicar con todo nuestro lenguaje corporal que NO estamos esperando (aunque lo estemos).

¿Han notado, como yo, que las personas en esta época carecen de la disciplina, paciencia y respeto por el otro que permiten la sencilla actividad de esperar en línea, en un orden de llegada preestablecido?

Es como que se paran al costado, cerca, se sientan en el piso, se apoyan en alguna puerta o poste, hasta espalda con espalda, o intentan directa y descaradamente ponerse primeros, aunque hayan llegado últimos. 

Tal vez sea la consecuencia psicológica de estar incómodos en el lugar en el que estamos en la vida se traslada al everyday en la incapacidad de estar cómodos en el lugar físico al que llegamos.

Tal vez sea algo de carácter más sexual. No queremos estar atrás, no queremos estar cola, no queremos lidiar con los cuartos traseros del otro ni siquiera visualmente, y mucho menos queremos exponer los propios a la mirada del que le toque llegar justo después.

Cuando decimos que nos duele en el alma, como ejemplo del dolor más profundo que puede sentirse, yo creo que nos duele un poco el culo. ¿O será que el alma está en el culo aunque sigamos buscándola en lugares más nobles?

Tal vez la incapacidad para hacer la cola en la vida provenga de la incapacidad para dejarse hacer la cola en la cama.

¿Sabemos hacer la cola? ¿Queremos hacer la cola? ¿Podemos hacer la cola? Hagamos la cola.