Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

"La buena suerte sexual"

Le llamo "buena suerte sexual" a todos esos factores a tu favor que no puedes manejar en torno a las decisiones sexuales (la parte que sí eliges y manejas). A veces no los manejas porque no puedes, otras porque no quieres y en general porque no sabías que podías manejarlos.

Algunos ejemplos de buena suerte sexual:

Que le guste lo mismo que a ti y que no necesiten hablar.

Que no tenga donde hacerlo cómod@ y acepte hacerlo siempre en tu cama.

Que ya tenga un@ amig@ con quien suele hacer tríos para presentarte.

Que no le tenga miedo a la oscuridad (ni la de la habitación ni la de tu deseo).

Elegir al próximo compañero sexual y pasarla súper bien aunque tu homofobia generalizada te lo hubiera impedido si te hubieras enterado de algunas de sus experiencias pasadas.

Quedarte con esa duda sobre la minoría o mayoría de edad de tu compañero sexual y que esa duda no te la despeje la ley no sería un caso de buena suerte sexual, sería una vivada total.

Algunos ejemplos de mala suerte sexual:

Puedes elegir una buena marca de condones, utilizarlos de la forma correcta, pero puede romperse igual. Éso es mala suerte sexual. Y es aún el doble de mala suerte si te das cuenta después de acabar.
Elegir al próximo compañero sexual y darte cuenta que los une algún parentesco antes, durante o después. ¡Que sea después, mejor!
La llamada tierna del ex o de l@ espos@ en el momento más excitante, que te baje la menstruación justo antes, durante o después, terminar teniendo sexo anal después de un buen guiso de lentejas, decidir dejar de cuidarte justo cuando tu compañera sexual se está planteando si quiere tener hijos antes de que se acabe su tiempo fértil.

No se puede adquirir buena suerte en la cama tirando una monedita en ninguna fuente con propiedades mágicas, tal vez sí tirando y punto.

En toda relación sexual hay una combinación justa de decisión y de suerte. Si lo echamos todo a suerte sexual, somos irresponsables. Si lo controlamos todo, no somos espontáneos y el placer se nos vuelve algo mecánico.
Te deseo que con el tiempo sea mayor la proporción de la decisión y menos la de la suerte, pero que siempre haya un toque de azar en la cama como en el juego. Que tengas la suerte de disfrutar. Que eso un poco se elige, pero en general, es cuestión de suerte (get lucky, en inglés).

¿Me cuentan más casos de buena o mala suerte sexual?

Relacionado:

Tienes suerte de tener la vida sexual que tienes