Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

Embarazada

¿No estarás embarazada?


Esta es una pregunta que toda mujer, desde que entra en la edad en que es socialmente aceptable procrear (que no es la misma para distintas culturas) hasta que entra en la edad en que es socialmente inaceptable hacerlo o que es prácticamente obvio que "está menopáusica" (frase que profundizaremos en otra ocasión), tiene que escuchar mínimo una vez, pero generalmente, más de una.


Se larga de forma casi inesperada, como para causar incomodidad o tomar por sorpresa, con un tono chillón que te sobresalta como un embarazo no deseado pero sin polvo deseado que le de sentido. 


Es seguida por un silencio casi tan incómodo como ese que sigue al anuncio de que uno de los integrantes de la pareja quiere el divorcio o esa confesión de engaño justo con esa persona que es la peor persona con la que podrían haberte engañado.


Si hay más mujeres de ayer en el radio y escuchan esa pregunta, generalmente tienden a hacerle eco, no sé bien si para seguir atrayendo curiosas como si de mujeres machistas sin dinero ante un señor machista de dinero soltero y sin compromiso se tratara, o porque quieren multiplicar el efecto de aturdimiento.


Aturdimiento porque por un momento no sos una mujer libre, trabajadora, soltera y sin apuro o comprometida en una relación de igualdad, quedás reducida a un pedazo de carne, a algo que no piensa, que no decide, que no conoce su cuerpo ni puede controlar sus funciones. Es casi como sentir que te hiciste pis en público y que para colmo, nadie deja de mirarte.


Esta preguntonta puede ser motivada por múltiples síntomas: físicos, espirituales o mentales. O quizá lo que la motive sea la sospecha de una vida sexual más activa que la del interlocutor o de lo que es socialmente esperable en el grupo social que intenta generarle una sensación de pertenencia. Así que, si tenés entre 12 y 60 años y...


te duele la cabeza...


no tuviste tu período...


tuviste tu período dos veces...


estás en pareja (estable o inestable)...


estás sola pero se sabe que sexualmente activa...


tenés demasiado apetito...


tenés demasiado poco apetito...


estás muy cansada...


vomis o te dan náuseas...


tenés fiebre...


tenés hongos vaginales...


tenés hemorroides...


estás distraída, despistada o colgada...


te anda fallando la memoria o estás más torpe que de costumbre...


hiciste más abdominales que de costumbre y se hacen sentir...


quizá sea porque estás embarazada y no te diste cuenta. 


Quédense tranquilas, señoras (por elección o por falta de ella), cuando esté embarazada, si es que alguna vez decido estarlo, yo se los voy a a informar a Uds., y no Uds. a mí. 


Estar embarazada se elige, no es un hecho al azar, ni algo que pasa sin consentimiento (en el mejor de los casos y si sucede así, en realidad es abuso), ni algo que no se pueda prevenir o interrumpir, ni es obligatorio.


Quizá Uds. estuvieron embarazadas sin desearlo, sin planificarlo, por imposición de un marido u otro hombre significativo en sus vidas, o quizá aceptaron estarlo por presión social. Pero yo, mujer de hoy (de la mediatarde de hoy, ya ni de la mañana ni del mediodía), como tantas otras como yo y como las que vienen (o eso espero), elijo cuándo, cómo, donde y con quién estar embarazada o no estarlo. 


La respuesta negativa es recibida con enojo, nostalgia o alguna anécdota de cuando estuvieron embarazadas sin darse cuenta. En el mejor de los casos, podemos retransmitir esa incomodidad que nos fue transmitida primero, y escabullirnos de la embarazosa situación sin estar embarazadas. En el peor de los casos, se lleva a cabo un mini juicio social para estimar las razones por las cuales todavía no estás embarazada o para intentar arrancarte información privada de tu planificación familiar.


Incluso si la respuesta fuera afirmativa, y podemos escapar de la embarazosa situación pero estando embarazadas, estarlo o no es un tema personal, de pareja y no un tema público que tenga que ser comentado antes de que la embarazada en cuestión y/o la pareja en cuestión decidan hacerlo público.

Pero tranquila, en vez de preguntarte si sos boluda, también voy a preguntar, como vos: 


¿NO ESTARÁS EMBARAZADA?