Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

miércoles

Entre Tuiter@s: Tuiter@ vs. Sextuiter@ vs. Tuitstar

Es un error muy común de los medios tradicionales o de cualquiera que no pertenezca al medio de comunicación que es Twitter y se integre "desde afuera", confundir sextuiter@ con tuiter@ cuyo tema es el sexo o la sexualidad con tuitstar (también porque muchas veces estos últimos copian, pegan y se atribuyen los tuits de los anteriores).


Es casi como la diferencia que he escuchado hacer entre puta y prostituta: quien lo hace por placer o por dinero. BULLSHIT. Diferenciaciones hechas por quienes quieren diferenciar a toda costa, desde una moral tradicional que sigue intentando imponerse sobre el derecho a la construcción de la propia moral.

Es casi como seguir intentando buscar la diferencia, porque moralina.


Nadie diría que Alessa Rampolla es una sextuitera, ¿verdad? ¿Será que hace falta una certificación para poder hablar de sexo sin ser malcatalogado? ¿La única forma de acercarse al sexo o la sexualidad sin ser tomado a broma sigue siendo oficialmente desde la biología, la medicina o la psicología? ¿Qué pasa con nuestras experiencias, con nuestros derechos como seres sexuales y sexuados, con nuestra libertad de expresión hasta en las áreas más íntimas?


O quizá el problema sea con el tema de las identidades reales y virtuales. Si no eres alguien que habla de sexo de forma semi-pública o pública en la vida real, ¿automáticamente te conviertes en sextuitero/a por "existir" sólo de manera virtual? El error parte, también, con eso de querer seguir dividiendo lo que se tuitea de lo que se es, seguir más interesados en quien maneja la cuenta que en la cuenta en sí. Pero ya que están interesados en separar, dividir y clasificar, háganlo con un cierto conocimiento del mundo y la historia (sí, historia) de la microsociedad (sí, microsociedad) tuitera.


Un@ tuiter@


tuitea sobre su área de experiencia, que puede ser cocina, ciencia o sexo.


tuitea alguna que otra foto, pero las fotos no superan un cierto porcentaje de sus tuits.


recibe y da RT.


gana seguidores interesados en su área de experiencia y sigue cuentas que le resultan interesantes.


interactúa, acepta y realiza comentarios, debate.  


ha conseguido sostener su cuenta a través del tiempo.


no vende su cuenta ni vende a través de su cuenta porque su objetivo principal es expresarse. 

participó o participa en #followfriday (la iniciativa tuitera, no necesariamente la página) o puede elegir aceptar o dar recomendaciones diarias, semanales, mensuales o espontáneas de cuentas relacionadas o que le resulten interesantes.



Un@ sextuiter@


tuitea sobre sexo, aunque no sea su área de experiencia.


tuitea más fotos que letras, más fotos propias y amateurs que imágenes eróticas o fotos eróticas ajenas.


comparte más tuits ajenos que contenido propio, recibe más que da RT.


utiliza el "morbo" para ganar seguidores, que puede seguir en distintas proporciones o participar en dinámicas de #followback, generalmente basadas en una imagen a ser compartida y retuiteada a cambio de follows.


nunca sigue a muchos seguidores (aquí se mezcla con el/la tuitstar).


no todos l@s tuitstar son sextuiter@s, pero l@s sextuiter@s son o quieren serlo.


interactúa a través de onomatopeyas, emoticones y a veces hasta incluye TuitArt.


estas cuentas surgieron como cuentas invididuales, pero al ampliarse la búsqueda de parejas sexuales en el ámbito swinger al uso de Twitter como forma de conocerse, agruparse y citarse para encuentros sexuales, hoy muchas son de pareja o grupales.

estas cuentas suelen surgir y desaparecer de la nada, ya sea por reportes de spam, problemas varios con vecinos de la sociedad tuitera, venta de la cuenta, etc.


No están incluídas, pero podrían estarlo, cuentas comerciales o aquellas que simplemente comparten fotos sin interactúar como forma de ganar seguidores e intercambiarlos con los de otras cuentas similares manejadas por la misma persona.


Un@ tuitstar


tuitea sobre cualquier cosa que esté de moda con tal de conseguir fama o seguidores (su único objetivo al usar redes sociales), sea su área de experiencia o no.


se distingue por tener una alta cantidad de seguidores y pocos o ningún seguido. Sería el equivalente a la celebridad en la vida real, pero en la vida virtual.


tuitea alguna que otra foto, pero las fotos pueden superar o no un cierto porcentaje de sus tuits. Generalmente son memes y frases ajenas copiadas y pegadas en formatos gráficos (muchas veces mal atribuídas).


recibe y pide RT, pero rara vez lo da (y si lo da lo hace entre alguna de sus cuentas).


gana seguidores por temáticas de #followback, compra de seguidores o recomendación desde otras cuentas propias aunque también al copiar y pegar tuits muy favoriteados de otras cuentas no tuitstar, atrae los seguidores de las mismas. Incluso he visto algunas prosperar copiando bios enteras, o colocando tuits mal atribuidos en sus bio.


no interactúa, acepta ni realiza comentarios.


ha conseguido sostener su cuenta a través del tiempo, aunque suele cambiar de dueño a través de la compra y venta de cuentas, con o sin aviso a los seguidores. 


participó o participa en #followfriday (la iniciativa tuitera, no necesariamente la página) o puede elegir aceptar o dar recomendaciones diarias, semanales, mensuales o espontáneas de otros tuitstar o cuentas propias. Participó o participa en dinámicas para promoción de contenidos comerciales de forma paga.


Mi criterio para estas categorías es válido para mí (no tiene por qué serlo para otros). Su validez se basa en ser desarrollado desde la comunidad de Twitter sobre Twitter, y no desde afuera. (@pelvica es cuenta desde 2010, pero mi cuenta personal existe desde 2008, dos años después de la creación de Twitter). Por favor, siéntase libre de pensar conmigo o sinmigo, de pensar como yo o de pensar distinto, pero piense. Ponga en tela de juicio las categorías que se le presentan. Acuerde después de pensar, o no lo haga. Piense categorías nuevas. Generemos nosotr@s l@s tuiter@s como comunidad nuestras propias denominaciones, no aceptemos sin pensar las impuestas por medios "tradicionales" o "no-postmodernos".


Ahora sí, sres. y sras. de los otros medios que no son Twitter, un poco de respeto. ¡Aquí no se sextuitea! Se tuitea sobre sexo y sexualidad(es). Por su atención, gracias.