Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

miércoles

100.000 placeres

Son populares en la cultura irlandesa versos que se han transmitido de generación en generación con el objetivo de dar buenos deseos. Las personas transmiten con bendiciones sus sentimientos en cualquier ocasión importante, alegre o triste. Bendicen tanto a amig@s y personas queridas como desconocid@s, para que tengan matrimonios felices, hijos con salud, prosperidad, hogares confortables, un buen viaje. Durante siglos estas bendiciones se han transmitido de forma oral, en lugar de escrita y esa puede ser la razón de que pocas hoy puedan ser atribuídas a un autor conocido. En las casas irlandesas es muy común que haya una placa cerca de la puerta con una bendición (las reconocemos, también, en los muros de esos bares que frecuentamos que dicen ser o son irlandeses). Es muy común el uso en estas placas de la frase en gaélico: “Cead Mile Falte” (100.000 bendiciones).

Me gusta la idea de que cualquier persona tiene en sí misma el poder de bendecir, que no lo da ningún dios o diosa o dioses, sino la cantidad de sentimientos, deseos y experiencias positivos que somos capaces de dirigir hacia otr@s, la profundidad de nuestra capacidad de empatía, la calidad de nuestras ganas de que a otr@s les vaya tan bien como a nosotr@s, o aún más.


Y aquí, desde mis sentimientos, deseos, experiencias, capacidad de empatía y ganas de que otros estén tan satifesch@s consigo mism@s como yo (y no estoy hablando solamente de masturbación), además de desde la admiración a la cultura irlandesa, les dejo esta bendición pélvica (o 100.000 placeres):

Que tu camino sexual te lleve justo adonde quieras acabar,

que el erotismo esté siempre a tu favor,

que los fluidos íntimos brillen cálidamente sobre tu rostro,

que la humedad empape suavemente tu entrepierna,

y que, hasta que volvamos a encontrarnos,

disfrutes múltiples y plenos orgasmos.


Que ninguna religión se interponga en tu sexualidad,

que no traigas al mundo hij@s no deseados,

que seas pobre en malcogimiento

y rico en placeres.

Que de ahora en adelante

las noches sean noches y los días sean noches.


Que las ganas nos lleven a encontrarnos en otras camas,

que disfrutes con consentimiento,

sepas reconocer y retirarte cuando no lo hay,

y seas disfrutad@ con consentimiento

 y sepan reconocer y retirarse cuando no lo haya de tu parte,

y que siempre tengas cerca un consolador o una mano amiga.


Que siempre esté cómoda la cama en la que te acuestas

y encendida la luz de la habitación mientras tienes sexo,

que estén abiertas las mentes y piernas que te rodean

y sean tan sinceros los corazones que te aman como los labios que te maman.