Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

martes

No celebro

Cuesta hacer entender que a mí no tienen que saludarme, desearme nada, tratarme de forma distina a cómo me trataron en el año para complacer su necesidad de dar y recibir cariño reducida a dos o tres días al año, que darme regalos justificando la necesidad de ser consumista además de consumidor.


Cuesta hacer entender que no saludaré, no desearé nada, no trataré de forma distinta a cómo trato durante el resto del año ya que mis ganas de complacer, dar y recibir cariño no se reducen a dos o tres días oficializados, no daré regalos y no tendré por qué aceptarlos.


En este sentido, me gustó este texto: Navidades minimalistas según Homo Minimus 

Y se los comparto como quien no celebra, pero no quiere interrumpir la celebración de los demás.


"No te voy a desear paz

  ——–  No tengo buenos deseos

  ——————- Malos tampoco tengo

 —————————————- Vivir es bello si sabes cómo

—————————————————————–Mas no esperes mis consejos

——————————————Pasa una temporada en el infierno

—————————-Purga todos tus pecados

—————-Saca brillo al silencio

Y empieza de cero."

Para quien festeja, feliz navidad.


Para quien no, vida responsable y satisfecha, como el resto de los días del año.


Para quien festeja, festeje sin romper las pelotas.


Para quien no, dejemos festejar sin romper las pelotas (ser grinch no es lo opuesto a festejar).