Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

sábado

Dobles morales

Doble moral es el acto de aplicar distintos criterios de forma sistemática a distintos individuos por su pertenencia a un grupo (ya sea género, orientación sexual, color de piel, creencias, sector socioeconómico y cualquier cosa que sea considerada discriminable) o la sospecha de pertenencia. 

Y muchas veces, decimos doble por no decir triple o cuádruple. Me da pena terminar pensando en la moral como un pene que te meten te guste o no.Y digo, como la mujer de aquel chiste del hombre que le confiesa que la engaña durante el acto sexual, ¡si tenés otra, metémela en el culo! Me va a doler, siempre duele, pero hay lugar para todas tus morales y todavía sigo teniendo espacio para la mía.

Se permite, de distintas formas más tácitas o más explícitas, mayor libertad de conducta a sujetos que siguen los valores tradicionales (mejor aceptados socialmente) en una distribución arbitraria del poder. Por ejemplo, en sociedades occidentales un católico termina teniendo menos fricciones para convivir en sociedad que un musulmán, un hombre que una mujer, una persona de tez blanca que otra de otros colores, un carnívoro que un vegetariano, una persona de entre 25 a 45 años que un@ niñ@, adolescente o adult@ mayor, etc. Del análisis de la violencia institucional y social que se ejerce para ocultar estos patrones de doble aplicación de estándares surge el concepto de estudio académico de privilegio

Pero de acuerdo al grupo que la aplica, lo discriminable puede ser justo lo opuesto a lo que se discrimina tradicionalmente. Yo, por ejemplo, al único grupo que discrimino es a l@s malcogid@s, y esos vienen en todas las medidas, colores, géneros, religiones, creencias, sectores socioeconómicos, etc. Y generalmente, si lo hago es como su respuesta a sus reacciones, conscientes e inconscientes, tendientes a coartar los hechos o efectos que perciben, imaginan o comprenden de mi libertad (sexual). Es decir, no juzgo a nadie malcogid@ hasta que se malcoge conmigo. Y hablamos de algo sistemático, casi intuitivo, porque días malcogidos tenemos tod@s. Además una cosa es proteger tu vida privada de influencias de personas con las que sabes que no quieres relacionarte en profundidad (que es lo que hago) y otra muy distinta es intervenir en espacios públicos de manera de hacerles la vida social más difícil (que es lo que hacen).

Este será un intento entre otros de empezar a discutir este tema, poniendo en tela de juicio (no moral) las dobles morales (tanto propias como ajenas). 

Un caso que me sorprendió fue el de Uma Thurman. Leer consideraciones como DESFIGURADA en medios tradicionales y en redes sociales me pareció una increíble falta de respeto, siendo que no somos personas cercanas a ella. La única manera en que nuestros universos se tocan es cuando vemos alguna de las películas en las que participó como actriz, y como no la conocemos fuera de esa esfera, opinar de su aspecto fuera de tal o cual papel me parece una falta de tacto total. 

Solemos dirigirnos y hablar con y de las personas con la misma confianza que si les hubiéramos echado un polvo a todas y les hubiéramos dado el mejor orgasmo de su vida.Y creo que ni siquiera esto nos da el derecho de seguir dirigiéndonos toda la vida como si la relación sexual nunca se hubiera acabado.

En este caso la doble moral aparece en que se juzga con mayor crueldad el paso de los años en personas nacidas en envase femenino, pero también en que nos sentimos con derecho a destruir el autoestima de los demás cuando dejan de verse como esperamos que se vean (generalmente, expectativa generada cultural y mediáticamente, y con la que no todos acordamos), aunque nos excusamos ante la opinión pública para evitar categorías como DESFIGURADA cuando no llenamos nuestra propia expectativa (cuando engordamos, envejecemos, desmejoramos). 

Si hoy tod@s compartimos el mismo nivel de exposición que una celebridad, y hoy nos atrevemos a calificarla de DESFIGURADA, ¿estamos dispuest@s a aceptar ese tipo de calificación para nosotr@s mism@s en su momento? 

 Relacionados:



Ni me meto a la conversación sobre el tema cirugías, si ella es una persona segura de sí misma o no, si está pasando tal o cual momento específico en su vida, porque estas cuestiones le incumben solamente a ella. Una cirugía es un tema médico y de elección personal; una inseguridad es un tema psicológico y de lucha personal; un momento malo en la vida, es un tema privado y de supervivencia personal. 

Hasta que el paso del tiempo no sea apreciado de la misma manera en hombres, mujeres u otros, seguiremos aplicando esta forma de doble moral: sintiendo que un hombre mayor de 40 años tiene una sensualidad paternal mientras que una mujer de la misma edad ya no es placentera de ver ni de convivir. Lamentablemente, esta tensión también se relaciona con la presión social ejercida sobre el cuerpo de la mujer hacia la posibilidad biológica de tener hijos; pareciera que cuando el tiempo dicta que se acaba, se deja de ser mujer o todo valor como persona empieza a menguar. Y también hasta que el paso del tiempo no deje de ser algo negativo. ¿Uma envejece pero nosotr@s viviremos para siempre? No.

Les invito, como siempre, a disfrutar y a pensar, a permitir que otr@s disfruten y piensen sin meterse en el medio de su disfrute o de su pensamiento, a que vayamos desdoblando junt@s nuestra DOBLE MORAL hasta que sea UNA. O ninguna.