Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

martes

Dobles morales

La doble moral es difícil de analizarse, porque ya estamos en el terreno de las triples y cuádruples morales. Me refiero a los hechos, personas o personajes que aplican distintos criterios de forma sistemática y comprobable a través de la experiencia cotidiana a distintos individuos por su pertenencia a un grupo (ya sea género, orientación sexual, color de piel, creencias, sector socioeconómico y cualquier cosa que sea considerada discriminable).

Este tema también está relacionado con la noción de privilegio, entendido y pensado como derecho que un grupo tiene y del que los demás carecen. Puede decirse que es un tipo de situación de irregularidad entre los integrantes de una sociedad determinada. No obstante, los privilegios pueden ser perfectamente legales y aceptados socialmente.

No es una novedad que se permite mayor libertad de conducta a sujetos que siguen los valores tradiciones, por ejemplo, heterosexuales sobre homosexuales, católicos sobre otras religiones, mujeres madres sobre mujeres no madres, hombres machistas sobre hombres no machistas, etc. La lista sigue y podría ser interminable, lamentablemente. A quien no sigue lo que dicta la mayoría, se le aplica directa o indirectamente, la "presión social".

En este caso en particular, encuentro que somos rápidos para juzgar la discriminación dentro de otra orientación sexual, como si la discriminación entre heterosexuales y de diferencias de género dentro de la heterosexualidad ya estuvieran solucionadas. Podrían deducirse además otros conceptos doble moralescos, como que para el mundo está bien la presión sobre el cuerpo de la mujer, pero no sobre el cuerpo del hombre, por ejemplo.

Según este sitio, para usar leggings debes pesar menos de 90 kilos. Si pesas más, no tienes derecho a usar leggins. Increíble que no veamos lo discriminatorio que es este texto, porque damos por sentado que existe un peso aceptable y que sobrepasarlo te convierte en una persona inaceptable.

En este otro sitio, aparece una infografía sobre la comunidad gay que habla de niveles altísimo de exigencia física en sus sitios de citas. Pero en este caso, el público sí se quejó de lo discriminatorio del tema, dejando de lado comparaciones con sitios hetero similares.

Otro artículo sugiere que la apariencia física es una preocupación gay.  La conclusión general del mismo, con la que estoy plenamente de acuerdo "La belleza es algo completamente efímero y el estado físico de una persona no debe definir quien es en su forma de ser" termina con otra frase muy poco feliz con la que no puedo estar más que en desacuerdo "criterio que la población gay no ha aprendido a definir". ¿Y la población heterosexual sí?

La presión sobre el cuerpo y los ideales de belleza se transmiten cutural, social y mediáticamente. Y son los mismos para hombres, mujeres y otros, sin importar la orientación sexual. 

Nos hacen creer que una persona que no responde a estos ideales o no resulta físicamente atractiva para la mayoría de la gente, no merece ser querida y probablemente, tendrá menos posibilidades de tener una vida sexual social activa. Y después nos hacen creer que este tipo de presiones surgen de la comunidad gay o les son exclusivas.

A seguir pensando, porque no sabemos qué es lo próximo que intentarán hacernos creer para desviar nuestra atención de la aplicación de dobles morales.

Otros relacionados: