Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

jueves

Mis contemporáneos


¿Quiénes son mis contemporáneos?, se pregunta pélvica.

Ella dice que a veces se cruza con personas que

se expresan sexualmente sobre los demás basándose en supuestos privilegios de género,
no disfrutan las relaciones sexuales que tienen,
consideran que el estado civil define las relaciones o formas de relacionarse jerárquicamente,
tienen hijos no deseados ni planificados,
no se responsabilizan por las consecuencias de su sexualidad o responsabilizan a otros,
están malcogidas y malcogen,
no aceptan las familias/organización familiar de otros pero imponen aceptación de la suya,
estando inseguras de su orientación sexual, rechazan todas las otras,
te miran directo a las tetas, pero no pueden sostenerte la mirada,
imponen su deseo sexual incluso cuando les han dicho que no es correspondido ni deseado,
no aman porque no creen en el amor y no creen en el amor porque no aman,
usan posiciones de poder para abusar sexualmente de otr@s,
imponen una salida del clóset a toda orientación sexual o género alterno,
no encuentran en la cama un camino de piernas abiertas hacia la libertad sexual
ni en cada hecho cotidiano un camino de pequeños actos políticos hacia la libertad individual

en Buenos Aires, París o donde sea, aunque generalmente en Buenos Aires y siente que estas personas no son sus contemporáneas.

Pero hay una persona que hace miles de años tuvo un orgasmo tan artístico como un poema, en el que se escribieron varias historias de este y otros mundos, hasta una de un pastor de cabras que lejísimos de la mujer que amaba aún podía escuchar el rumor del peine en su pelo; y percibiendo aún los ecos de aquel orgasmo milenario, pélvica comprueba que sí, que ellos sí: que ese orgasmo, esos otros mundos y esas personas orgasmeantes y orgásmicas son sus contemporáneos.