Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

lunes

Orgasmos musicalizados

Existen distintos tipos de orgasmos, como podrían demostrarlo nuestra experiencia de cama o las infinitas listas que los describen, aunque me gusta creer que existen tantos como personas y sus posibles combinaciones, co la imposibilidad entonces de clasificarlos o hasta de describirlos con palabras.

Lo que sentimos por el/los otro/s y la piel, química, conexión o como quieran llamarle, define si el polvo será romántico, mecánico, apasionado, cariñoso, fuerte, con asco, con violencia o con paciencia, entre tantos otros estados de ánimos o moods sexuales; y a su  vez los modos de hacerlo llevan a distintos finales, sí, a orgasmos tan variados, como esperados o inesperados.

Además de nuestras intenciones, el ambiente influye a la hora de definir un estilo de encuentro sexual y su forma correspondiente de llegar al orgasmo. Al punto de que factores externos como el nivel de luz, de ruido, los aromas o la cercanía de personas ajenas al encuentro puede llegar a afectar tanto momento como fin, interrumpiéndolo por un rato o de una vez y para siempre.

Pensando tanto en lo que se siente, lo que nos hacen sentir, lo que queremos sentir y su combinación con el sonido ambiente, les presento: orgasmos musicalizados, una forma imaginaria de representar con temas musicales algunas clases de clímax.

Como se sigue sostienendo la ilusión de género basándose en las diferencias, puede decirse que estereotípicamente hombres y mujeres disfrutan distinto. Entonces, podríamos distinguir:

Femenino: lento, suave, sostenido, difícil de lograr. Glorybox, Portishead.

Masculino: rápido, furioso, corto, fácil de lograr. Eye of the tiger, Survivor. 

Seco: en el hombre, se le dice a cuando acaba sin mojarla, sin penetración. En la mujer, se le dice a cuando acaba con muy poco o ningún fluído. A Tout Le Monde, Megadeth.

El resto, creáse o no, evitando formar parte del sostenimiento del status quo de género, pueden disfrutarse sea un@ hombre, mujer u otro.

Solitario: Con la satisfacción y la melancolía que produce el saber que si quieres algo bien hecho, tienes que hacerlo tú mism@.  All by myself, Celine Dion.

Con el ex: con ese sabor agridulce del placer que sigue siendo, en una relación que ya no es.  Somebody that I used to know, Gotye.

Squirting: el nuevo oro al final del arcoiris, el equivalente del siglo XXI al mítico orgasmo clitoridiano de los 90s. Existe, es tan placentero como difícil de alcanzar e incómodo tener que cambiar las sábanas, dar vuelta el colchón y pasar el trapo al piso después. Dare, Gorillaz.

Dedicado a otro: todo aquel polvo a cuya culminación alcanzas porque le dedicaste un pensamiento a fantasear con otr@/s. Destination unknown, Alex Gaudino.

Acabada: menos que un orgasmo y más que una oleada de placer. Muchas veces, sin llegar a más, alcanza y sobra para pasar un buen rato.  Waving flag, David Bisbal y K´naan.

Multiorgasmo: de manera consecutiva y hasta que cuerpo o mente no den más. Up and down, Vengaboys.

Directo: lo entiendo como cuando la meten y acaban, o te la mente y acabas. The Bad Touch, Bloodhound Gang.

Clitoridiano: producto de la estimulación del clítoris, sin penetración. With or without you, U2.

Anal: sí, por atrás. Se puede acabar solamente de forma anal. Let Me Kiss You, Morrissey.

Rapidín: es un orgasmo resumido, con su precalentamiento, cambios de intensidad, clímax y vuelta al estado de reposo, pero en un período corto de tiempo.  16. Time (Pulse), Pink Floyd.

Doble (anal y vaginal): cuando piensas que obtener un orgasmo de una u otra manera es más que suficiente, te sorprendes por todos lados. Bicycle Race, Queen.

Encadenado: podría confundirse fácilmente con el multiorgasmo, pero en realidad son orgasmos aislados conectados por la misma estela de placer, incluso pueden darse en la misma relación sexual pero en distintos momentos, no todos a la vez.  Para Elisa (Für Elise) - Beethoven.

A presión: cuando haces o pides que te hagan lo que sabes que te dará un orgasmo, de forma casi mecánica, por autoconocimiento, cuando ves que no lo obtendrás si la situación sigue su curso actual. También cuando lo arrancas o te lo arrancan sin pedir permiso. Satisfaction-Rolling Stones.

De a gotas: es un solo orgasmo, pero el placer viene como a borbotones, a veces representados físicamente en gotas de flujo o semen. Mr. Sandman, The Chordettes.

Cortado: cuando estás por acabar, te cortan o se te corta, y luego vuelves a comenzar a excitarte y creer que lo conseguirás, pero se vuelve a cortar, etc. Bang bang, Nancy Sinatra.

Sin semen: para mí, el verdadero orgasmo masculino. No necesariamente es totalmente seco, puede haber lubricación, pero no necesariamente eyaculación. Wonderwall, Oasis.

Sin condón: cuando te acostumbras a no tener precaución, por la razón que sea, y luego no consigues acabar cuando lo usas. Father And Son, Boyzone.

Sin compromiso: cuando te sientes tan libre con una persona, que hasta tus orgasmos ocurren sin expectativas. Me Cago En El Amor, Tonino Carotone.

El orgasmo puede ser música, o podemos necesitar música de fondo para llegar al orgasmo. Si me faltó alguno y es casi seguro (o espero) que sí, no dejen de comentar, para agregarlos.  

Finalmente, para tod@s aquell@s que como yo, encuentran el background music de hotel alojamiento incogible, a tal punto que hasta cuando van en ascensor o en algún shopping y escuchan de fondo una tonada similar se les baja o se les seca, aún sin estar en un momento érotico, recordemos la reflexión de Peter Capusotto: "A ver si la ponés con esto".