Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

Amantes (5)

Yo sabía que no llegaba ni a los talones a su deseo sexual, pero aún así lo intenté. Por todos los medios de los que disponía como macho occidental, haciendo demostración de billetera, cabello, caballerosidad y bulto. Finalmente accedió, más como para que se acabara mi búsqueda y derivara nuevamente mi atención sexual a nuevas conquistas, que porque sus objetivos de cama me involucraran de alguna forma.

Soy un hombre persistente y que busca la comodidad que sólo puede brindar la costumbre, por lo que después de esa primera noche, insistí hasta que logré que no fuera la única. Sé que ella sólo me buscaba cuando no había nadie más a quien recurrir, pero con tal de disfrutarla pude dejar de lado esas estúpidas cuestiones del plan A o plan B que en teoría deberían terminar con la adolescencia. Sexo puro y duro, sin conversación, sin indirectas, sin te amos mal dichos ni misioneros mal hechos, sin arrepentimientos, sin hijos no deseados ni ETS, sin futuro ni llamadas incómodas al trabajo y mejor aún, sin celos ni planteos.

Visitamos juntos los telos más baratos, con las habitaciones más pequeñas, con el mayor contenido de olor a penes y conchas ajenas posible mal disimulado por lavandina y desodorante de ambientes. Y en ellos, logré dejarla insatisfecha. Hería mi orgullo saber que caía rendido entre sus tetas antes de que ella empezar siquiera a interesarse por mi modesto pene o por mi cuerpo insípido de edad madura. No podía hacer nada más que fingir que no me daba cuenta de que pasaba el resto de la noche masturbándose, mirando pornografía, disfrazándose de esos disfraces que tan poca ropa necesitan y pensando en hacerme alguna diablura.

Generalmente me despertaba ya erecto, con ella montándome sin piedad, o sobresaltado por algún mordisco en alguna parte que no acostumbraba a sentir estimulada, atado o amordazado, o en plena réplica de alguna escena XXX que provocó una excitación que ninguna paja podría calmar. 

Alguna que otra vez logré complacerla con mi lengua, pero siempre quería más y yo siempre la complacía de menos. Nuestra relación (enteramente sexual) duró lo que tenía que durar, porque si la duración hubiera dependido de lo que me dura dura regularmente, hubiera terminado todavía antes de lo que suelo acabar. 

Todavía hoy a veces cierro los ojos y hago como que duermo, imaginádola a mi lado haciéndose ella misma todo aquello que yo nunca pude pero hubiera querido hacerle, hasta que a veces hasta siento un leve movimiento en la cama. Generalmente no es más que mi mano acariciando mi pene arriba y abajo mientras mi cintura y cadera acompañan el movimiento, pero de vez en cuando creo que la siento conmigo, y la imagino en la cama de otro que le de tan poco placer como yo, jugando a que no me despierte antes de su orgasmo o a que siempre siga soñando con él.

Otros relacionados:

 Amantes (4)   Amantes (3) 

Amantes (2)    Amantes