Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

miércoles

Breve descripción de mi personaje (Parte II)

Inspirada en el tema BREVE DESCRIPCIÓN DE MI PERSONA de El cuarteto de Nos.

 Parte I

Tengo un género postizo; si no hay ganas improviso
y aunque a veces digo no, 

me la trago y no me mancho,
el que quiera un trío, que reste uno entre cuatro.

La sexología no está entre mis aficiones
tengo varias personalidades, y no hago una. 

No acepto sin embargo, adoctrinar ni adoctrinarme
y quiero elegir con qué venérea inmolarme.

Pero no soy tan complicada como para casarme
ni tener un orgasmo en silencio. 

No estoy tan malco como para no advertir
que no hay polvo de tres minutos, ni una sola cama que me puedan recluir.

Mi padre era agresivo, pero un hombre de bien
no enfrentó por mala paternindad ningún juicio despiadado 

la ignorancia mi legado, ni familia, ni linaje
y a veces el pasado se me hace pesado.
 

Llevo la piel perfecta y las cicatrices por dentro,
siento dudas y pienso certezas, no trabajé de todo lo que quise.
Y traiciono mis principios, porque vivo en sociedad
prostituta de ideas nació esta cuenta siendo.
 

Es mejor ser amado que amar, mi abuela me decía
y no contó en su agonía que nunca había amado a mi abuelo. 

Y yo no puedo aunque intento amar todo lo que quiero
¡eso me pasa por ser pélvica!

Pero no soy tan complicado como para cambiar de sexo
ni quejarme de la soledad de mi sexualidad.

Pero no soy tan necio como para no advertir
que no hay cuenta de Twitter, ni ciento cuarenta caracteres que me puedan definir.