Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

sábado

Como el primer día

Estamos enamorados como el primer día, es una de esas frases hechas que seguramente alguna vez alguien dijo con sentimientos y con sentido. Después la siguieron repitiendo y retuiteando en el tiempo, hasta que perdió el sentido y los sentimientos cuando alguien comenzó a decirlo sin ellos. 

Si es cierto que el amor no tiene tiempo, podría estarse enamorados no como el primer día, sino como en el momento de coincidir. Que pudo haber sido a plena luz del sol, o de la luna.

También sería posible seguir amando después de morir y hasta renacer todavía enamorado de una vida anterior en una reencarnación. 

¿Qué es lo atractivo de ese primer día de enamoramiento que nos hace desear nunca dejarlo atrás?
  • La curiosidad le gana al miedo. Mantenerla viva no es imposible si se acompañan los cambios personales, si se quiere estar para ver en qué se convierte el otro y descubrirlo.
  • La sensación de pertenencia a uno mismo es absoluta en presencia de un igual. El mundo se transforma en música de fondo de tus momentos de a dos
  • El desafío intelectual de entender al otro y de hacerse entender renueva el pensamiento.
  • La posibilidad de una existencia común genera el replanteo de prioridades y objetivos, obliga a un ejercicio de la imaginación al que muchas veces renunciamos de pequeños.
  • La necesidad de estar juntos llega a su límite y la distancia deja de ser una opción. En la cama, en la calle, hasta en la mente.
  • El autoestima se eleva al sentirse atractivo como se es y percibir una atracción única.
  • El deseo sexual se enfoca, se concentra y se dispara hacia un solo objetivo.
  •  La esperanza deja de ser lo último que se pierde y comienza a ser lo primero que se recupera.
La única forma de estar enamorados es seguir enamorándose día a día y noche a noche. Como el primer día. Como el último día. 

Nos aferramos tanto a lo material que terminamos poniéndole al amor fecha de caducidad, porque ponerle tiempo y espacio es condenarlo al mundo físico en el que tenemos un cuerpo que muere.

Por suerte, pero también por elección, tú y yo no estamos enamorados como el primer día. Estamos enamorados como el último día, porque cada día podría ser el último de este cuerpo, aunque no de este amor.

Por elección, pero también por suerte, tú y yo no estamos enamorados como el primer día, pero estamos follando como la primera noche. 

Relacionados: