Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

domingo

Ricochet

Ricochet, es otra forma de decir rebound, que en español no es más que rebotar. 
Cuando estamos entre relaciones, tendemos a cometer los peores errores. Como por ejemplo, empezar otra relación cuando no hemos terminado el duelo por la anterior. Las relaciones de rebote son las que nos permiten llenar esos espacios de la vida en que no estamos preparados para seguir adelante en pareja pero tampoco podemos hacer un cierre (también conocido como closure) sin empezar a relacionarnos otra vez, a disfrutar otros cuerpos, a comparar lo que perdimos con lo que queremos conseguir la próxima vez, a olvidar quién erámos con esa persona y a recordar quién somos en soledad. 

Se les llama así porque literalmente rebotamos de la persona que fue importante en nuestra vida a otra persona que probablemente no lo será. El problema es que a veces quedamos juntando pedacitos de un@ mism@ en el naufragio del ser de a dos y quedamos tan destrozados que nos aferramos a cualquier otr@ que pase nadando cerca como si fuera el último tronco que nos puede mantener a flote, la cordura, la libido, el autoestima.

EVITE PRESIONAR LAS RELACIONES PARA QUE SEAN MÁS DE LO QUE SON O DUREN MÁS QUE LO DURAN.

Generalmente, algún amig@ o alguien que estuvo haciéndose el amig@ durante la peor parte de tu relación, estará ahí para sostenerte la mano mientras le hablás mal del ex, el pelo mientras te vomitás la vida después de intentar ahogar las penas y el culo si te descuidás, mostrando que necesitás empezar ya a borrar la memoria de la piel para olvidar la cama junt@s. 

Conocí a alguien que tuvo una relación con una persona con casi quince años de diferencia de edad, con dos hijos y sin trabajo estable, supuestamente, por amor. Esto duró dos años, y durante el último año, apareció alguien que parecía entender: el rebotador. Tan sutiles fueron sus encantos y tal era el dolor, que este alguien terminó en otra relación de dos años, casi más infeliz que la anterior, pero a la que le puso lo que le quedaban de energías sexuales, románticas, etc. El rebotador había interpretado el patrón o el tono de la relación anterior como algo querible y al ex como no deseable. Cuando quizá, era todo nefasto e irrepetible.

CUALQUIER RELACIÓN QUE SE EMPIECE CON CARGA EXPLÍCITA DE LAS ANTERIORES TIENDE A REPETIR PATRONES, SEA DE REBOTE O NO. Y SI ES LA PRIMERA RELACIÓN, TIENDE A REPETIR PATRONES DE LA PRIMERA ORGANIZACIÓN FAMILIAR.

Si empiezas enfocándote en lo que hiciste mal, tendrás que dejarte controlar los movimientos o enseñar a hacer las cosas bien.

Si empiezas explicando cómo te pegaba, que no te sorprenda el primer bofetón. 

Si empiezas expresando lo que te gustan las tareas de la casa, es posible que hayas aceptado un pacto de esclavitud.

Si empiezas contando todo lo que hiciste bien, acepta las quejas cuando empiece a darse cuenta que no eres perfect@.

Si empiezas dando lujo de detalles de cómo dejaste todo por la otra persona, no esperes tener mucho espacio personal en la nueva. 

Si empiezas hablando de todo el sexo que tuviste de solter@, no esperes que el estándar de cama sea bajo, mucho menos la expectativa.

Si empiezas contando cómo te engañaba con medio mundo, no esperes fidelidad.

Si empiezas dando cuenta de todas las inversiones económicas que hiciste, quizá te toque otra vez ser jef@ de hogar. 

Parece lógico cuando uno lo escribe, lo lee o lo comenta. Pero esos momentos renunciamos momentáneamente a la lógica y no por la liberación de endorfinas que supone el enamoramiento, sino por la de adrenalina que supone el desenamoramiento. 

(Traducción: Si quieres tu propia versión del "felices para siempre", tendrás que creer en tu propio "había una vez")
 
 Ricochet es otra forma de decir rebound, que en español no es más que rebotar. Pero si lo decís en inglés queda más fino. Más aún si es una palabra de origen francés, y queda todavía más rimbombante. Así que ya sabés, "ricocheteá" con altura, con mesura, con cuidado, porque cuando uno pica la pelota demasiado fuerte en el momento menos indicado te vuelve a pegar con más fuerza que aquella que empleaste en tirarla al principio. (Y ni te cuento lo que pega la vuelta cuando lo que tiraste es la goma, y no la pelota).