Blog de pensamientos, ejercicios de escritura y opiniones en más de 140 caracteres. No contiene imágenes explícitas (ver blog de imágenes), pero sí temas para ¿adultos? (18+): sexualidades, estereotipos, géneros, sexo, amor, relaciones, libertades, responsabilidades, erotismo. Si algo de esto va en contra de sus creencias, experiencias, pensamientos u opiniones personales, las de su religión, gobierno o sus padres, continúa leyendo bajo su propia responsabilidad o la suya.

Cajones

CRÍTICA SOCIAL Y AUTOREFLEXIÓN, GÉNEROS Y ANTIGÉNEROS, DERECHOS Y RESPONSABILIDADES, ELECCIONES DE VIDA, AMORES Y POLVOS, VIRGINIDADES Y EXPERIENCIAS, SENSACIONES Y SENTIMIENTOS, SATISFACCIONES E INSATISFACCIONES, ESTEREOTIPOS, ROLES, EROTISMO, TWITTERATURA, EVOLUCIONES, INVOLUCIONES Y REVOLUCIONES.

sábado

Walk of shame

La caminata de la vergüenza, aquella que tenemos que hacer frente a desconocidos usando la ropa de la noche anterior porque nos quedamos dormid@s en algún lugar, o dormimos con alguien sin planificarlo o decidimos salir a la calle usando su ropa en una demostración de mal juicio o precoz intimidad, o simplemente nos pasamos de copas y tenemos aspecto "de gira".

Imagen cortesía de: http://www.mamamia.com.au/the-walk-of-shame/
 El concepto supone que son más importantes las apariencias que las experiencias, algo con lo que no puedo estar de acuerdo. Si tomé tanto que me quedé dormid@ en un lugar inadecuado, y no pasó nada totalmente desagradable, ¿por qué no debería festejarlo? Si tuve la oportunidad de tener sexo con alguien con quien no pensé que tenía posibilidades de tenerlo, ¿por qué no sentirme satisfech@? Si me la pusieron o la puse tan bien que decido vestirme con su ropa, ¿a quién hiero al hacerlo? Si me divertí de más, ¿por qué sentirme peor en vez de mejor?

Caminé muchas de ésas, siempre con la frente casi tan alta como el push-up que elevaba mis pechos, con la mirada brillante como el sol que no combinaba con mi poca ropa, con las mejillas sonrosadas como de orgasmo recién nacido y con el maquillaje corrido después de haber exudado placer. Nunca se me ocurrió tener que sentir vergüenza hasta que me encontré con esta idea. Jamás se me ocurrió que había que sentir culpa o avergonzarse de haber tenido sexo la noche anterior, de haberse ido de juerga y haberse olvidado del tiempo, de haber hecho lo que me dio la gana sin dar explicaciones a nadie.

No quiero ni empezar a sospechar que esta noción tiene algún propósito pedagógico o moralista, poniendo énfasis en que el hombre no tiene nada de qué avergonzarse si duerme afuera, si se pasa de copas o si se acuesta con quien se le da la gana y la mujer sí, porque me enojaría mucho y escribiría desde el extremo más feminista que pudiera encontrar en mí, que linda en el feminazismo que tanto abunda y tan poco aporta.

También te puede pasar, y es peor todavía que frente a desconocidos, encontrarte a alguien conocido. Ahí entran otro tipo de explicaciones, de horarios, razones, circunstancias, deseos y actividades. Hoy por hoy te sacan fotos que colgar de sus muros de facebook; si mostrarte en no-tu-mejor-aspecto es más importante que cuidar tu privacidad y respestar tus decisiones de vida, lo siento, podrá ser un CONTACTO DE UNA RED SOCIAL pero éso, éso no es un@ AMIG@.

La caminata de la verguenza es la base de una cacería de brujas a todo quien disfruta, y por ende, es una demostración suprema de malcogimiento.

Walk of shame... shame on you! 
Walk of shame... walk of I´m still in the game!

Mejor que les de vergüenza a los que miran por arriba del hombro sintiéndose más importantes que los demás porque sus elecciones de vida son distintas, a los que nunca cogen y siempre están pendientes de lo que cogen los otros y a los que priorizan la apariencia antes que la vida misma.

Cortesía de: https://thewalkoshame.files.wordpress.com/
 ¡Vergüenza tendría que darles a Uds. estar muert@s en vida y disfrutar más los momentos de exposición de los demás que de un buen polvo!